¡Hasta pronto!

Estándar

Sin quererlo, pero sobre todo sin darme cuenta, llegó el día de la despedida. Son las dos del mediodía; por la ventana contemplo por última vez de mi periodo de prácticas, cómo mis niños de 3 años se van con sus papás.

Estos niños de los que tanto he aprendido con sus historias, sus peleas, sus conclusiones, sus ilusiones y sus sonrisas, con las mismas con las que me acostaba y me levantaba yo cada día.

Sé que voy a echar mucho de menos todo esto, pero ¡ojo! también hay para las “profes”. Gracias por vuestra paciencia y esmero que me habéis dedicado y sobre todo, por vuestro cariño y acogida, me he sentido como en casa. Dicen que cada maestro tiene su librillo, pues gracias a vosotros yo ya puedo ir empezando el mío.

Y a tí “seño” María, ¿qué te digo? ¡Siéntete orgullosa de ser como eres! El primer día llegué asustada por la novedad, pero al poco tiempo me pusiste al día de todo. Todo lo que ahora mismo sé, lo he parendido de ti y me va a servir para siempre. Gracias por ser mi guía y también mi amiga.

¡Pero todo no van a ser penas! Me voy, pero me quedo con un gran recuerdo que es lo mejor de todo, porque siempre estará en mis memorias; y con esta gran experiencia tan satisfactoria, la cual, está claro que es mi vocación.

¡¡¡OLÉ POR EL C.E.I.P. “LAS AMÉRICAS DE TRUJILLO!!!

EL HADA VICTORIA. (Alumna de prácticas)

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.