¡HASTA LUEGO!

Estándar

Esta semana es una semana de despedidas. Una de nuestras compañeras, la  “profe”  Conchi, se va a otro destino. Somos un equipo muy unido, y nos vanagloriamos de ello, así es que sentimos muchísimo la marcha de una de nuestras ” hadas”. Aunque la vamos a echar de menos, le deseamos lo mejor en su próximo curso escolar y le mandamos un beso muy fuerte. Ella nos deja esta preciosa carta de despedida:

He ido dejando esta carta de despedida hasta el último momento porque aún veía lejana en el tiempo mi partida, pero ya sin duda es el momento de despedirme de mi “Escuelina “.

Recuerdo la ilusión y los nervios de mi llegada. No había vuelto a entrar en el edificio desde mi salida en 2º de E.G.B. y lo recordaba aún más grande, seguramente porque yo era bastante más pequeña. Ilusión porque iba a impartir clases en el mismo cole donde yo estudié, en mi pueblo, con mis paisanos, con mis niños, pero por otro lado mis sentimientos chocaban con el nerviosismo de empezar con buen pie, pues ya se sabe: ” Nadie es profeta en su tierra “, bueno, pues ahora puedo decir que ese dicho no siempre se cumple.

Los nervios se desvanecieron muy pronto, pues entre todos “mis niños”, “mis padres” y sobre todo ” mis compañeras” me han hecho sentir que realmente estoy en casa (doblemente).

Y que decir de mis niños, pues eso, que ya siempre los voy a ver como eso: “mis niños”. Han sido dos años de alegrías, canciones,  esfuerzo,  abrazos,  aventuras,  caricias, de trabajo…, es el momento de decir un montón de palabras, palabras de corazón que recuerdan todo lo vivido cuando compartimos todo, porque juntos pudimos disfrutar lo mejor, derramar alguna lágrima y cantar a viva voz. Por tantos tiernos recuerdos y todo un caudal de amor. Muchos besos para mis niños, espero que me recuerden y me lleven en un rinconcito de su corazón y no sólo como la “profe” que les enseñó las letras y los números, sino que recuerden sus primeros sentimientos de amistad,  tolerancia,  respeto, de solidaridad…

A los padres, muchas gracias por hacer que mi trabajo sea mucho más fácil, participando y colaborando en todo. Por su trabajo, su comprensión y su confianza. Seguid así, al pie del cañón, para que estos arbolitos crezcan derechos. Os dejaré una frase que me dijo a mí un maestro, y espero que os sirva tanto como a mí: ” El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización “. ( J.P.Sergent). No quiero olvidarme, y desde aquí, mi pequeño homenaje a los abuelos, que desde el silencio nos sacan de algún que otro apuro con los niños, aportando siempre valores y la verdad de la vida sin olvidar nuestras raíces. Queridas familias, ya formáis parte de mis afectos.

Y por último y no menos importante, mi cariño y mi admiración por estas máquinas que tengo de compañeras, que me han despertado nuevamente  la ilusión y  la vocación por la enseñanza. Han sido compañeras, guías, pero sobre todo amigas. Os digo hasta luego y no adiós, pues os dejo parte de mi corazón y tendré que venir a recogerlo. El aire de armonía, de trabajo, compañerismo, esfuerzo…son sentimientos que respiran nuestros alumnos y de ahí su felicidad por aprender. ( Seguid por este camino).

Un beso grande y un….. Hasta luego.

Conchi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.