Cartas de un reloj

Estándar


Desde Galicia, y a través de nuestra amiga Eugenia, amiga personal del autor, nos llega esta carta firmada por Don Felix de la Floresta, reloj de Pared.

Estimado Don Perico de los Palotes, estimada Hada Lily, me dirijo a ustedes para explicarles mi caso:

Me llamo D. Félix, soy un reloj que llevo muchos años en la misma casa. Desde donde estoy (en una columna del salón) diviso todo, pero últimamente estoy notando que no digo bien las horas y veo que también los demás se dan cuenta, de hecho, otro reloj que está sobre la chimenea (un jovenzuelo digital y que a la vez  es una estación metereológica) continuamente me lo está recordando… así que después de comprobar que no era culpa de la pila , fui a un relojero, un anciano del barrio, con gafas en la punta de la nariz, que después de analizarme bien… me dijo: D. Félix , usted ya es muy mayor y aunque parece que todo va bien, su “corazoncito” ya no tiene la fuerza de antes, así es que llegará un momento en el que se parará y todo se habrá acabado… tiene que dejar paso a los jóvenes…

Por ahora, sigo resistiendo y explicándole al joven  reloj digital que nunca sea engreído. 

En breve volverán a tener noticias mías. 

 Un saludo, Don Felix de la Floresta, Reloj de pared. 


»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .