CUENTO PARA UNA NIÑA

Estándar

La niña no quería ir a la escuela. Le dolía la tripa, le dolían las muelas, le dolían los dedos, le dolían los pies, le dolía el pelo al derecho y al revés. “Yo no quiero ir a la escuela,” gritaba con voz locuela. La maestra pensó que con cariño, pronto la curaría. La niña se hizo amiga de su maestra, y empezó a sentir que la escuela era una fiesta. Sintió que con RESPETO, amor, paciencia, cariño y tiempo… todo se podía aprender: a dibujar, a hablar, a escribir, a leer, a sentir , y lo más importante: a educarse para ser una mejor persona. Y de los dolores de tripa, y de los dolores de muela, no se supo nunca más, en esa escuela.

Conclusión: Se puede aprender desde los libros, pero mucho más desde el corazón.
Dedicada a mis fantástic@s, inteligentes y especiales alumnas y alumnos de cuatro años, y en especial a una niña preciosa que ya no llora, dándole las gracias por su precioso regalo. También a todos los demás recibidos.  Gracias por este magnífico curso junt@s. Hasta pronto. (Pilar junto al hada Lily) 

IMG_20140622_123115

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.