CURANDO A MONITO

Estándar

Ya me dijeron que no pasaba nada, que todos los veranos íbamos a las casas de las maestras para ducharnos, lavarnos y prepararnos. Lo que me daba miedo era pasar por la enfermería de la aguja y dedal.  Y es que los niños y las niñas me quieren tanto que, a veces, uno me agarra por la cabeza y otro por los pies, tiran de mí, y me descoso… No, ya sé que ellos no quieren  hacerme daño, si  casi siempre me descoso de la risa, pero esta vez, ya necesitaba arreglarme el cuello. Al final, no ha sido para tanto. Esta noche dormiré tranquilito. Mañana viajaré en coche y comenzaré las vacaciones.Durante todo el verano, me tumbaré a descansar, limpio y sano en el cesto de mimbre, esperando a los niños y las niñas que regresarán en septiembre.  ¡Ay, qué feliz me siento!

IMG_20140628_112309IMG_20140628_112949

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.