Archivo de la categoría: ARTE

“EL OTOÑO LLENA DE BÚHOS EL COLE”

Estándar

Este año el Otoño se ha hecho esperar, pero, en el cole le hemos recibido entre todos con la elaboración de este fantástico árbol de Otoño.

Llegaron un montón de coloridos Búhos y se posaron en él para decorarlo…

 

¡PREPARADOS PARA CANTAR!

Estándar

Artistas, cantantes y grandes músicos de cinco años: Dormid bien esta noche, que mañana nos vamos a cantar al teatro Gabriel y Galán, de Trujillo. ¡Estos chicos y chicas fantásticos es que no se bajan del escenario!!! Que nadie piense que ya lo ha visto todo…mañana tenemos un villancico muy especial. No olvidéis  los trajes de  pastores y de florecillas del bosque, acordaos, igual que los trajes que nos pusimos en el video. Porque estos artistas también han grabado un video súper chulo. En fin… el evento será a las ocho de la tarde, pero nos vemos todos a las siete y media en la puerta del ayuntamiento. ¡Hasta mañana!

con-instrumentos-musicales-2

ME GUSTA EL ARTE. YURI GORBACHEV

Estándar
Yuri-Gorbachev-Red-Horse-in-Spring-16x20-MED

Yuri gorbachev. Red horse in spring.

Érase una vez un caballito de colores que vivía en un gran prado. Durante el verano, el caballito, se volvía de un intenso color amarillo, tan, tan amarillo era su pelo, que al sol le daba envidia de su resplandor. Entonces, trotaba y trotaba sin cesar por la pradera, hasta que se tenía que tumbar a descansar por culpa del calor sobre la verde hierba.

Al llegar el dulce otoño, su pelo se volvía cada vez más y más marrón, igualando a las hojas que caían de los árboles. El caballito trotaba y trotaba, hasta que caía agotado de cansancio sobre las hojas secas.

Tras el otoño, llegaba el invierno y el caballito se iba quedando sin color, hasta volverse blanco como la nieve. Entonces corría y corría hasta que se dejaba caer sobre la mullida nievecilla del prado.

Sin embargo, cuando más feliz se sentía nuestro amigo, era con la llegada de la primavera. Entonces, se volvía de repente, de un rojo intenso, igual que las amapolas rojas, las rosas rojas, los tulipanes rojos , los gladiolos rojos … y era en esa estación cuando más alegre se sentía. Corría y corría sin cesar, pero… tenía mucho cuidado de no dejarse caer sobre las flores. A ellas las olía con deleite y las trataba con mucho mimo.

Cuando la primavera se iba, el caballito se tornaba de nuevo amarillo, y su nuevo color anunciaba el verano, y con el verano trotaba y trotaba…y vuelta a empezar…