Archivo de la categoría: SALUD

Día Mundial de la salud. Canción “El espejito”

Estándar

Hoy es el día Mundial de la Salud, y queremos compartir una canción de rap  para recordar a todos los niños y niñas la necesidad de cuidarnos con una buena alimentación y ejercicio. Nos parece importante también, recordar la necesidad de cuidar  y prestar atención a nuestras emociones y  nuestros sentimientos. Pues todo ello se traducirá en salud.

   El espejito

El espejo de mi cuarto

me contó una mañana

que da alegría mirar

a la gente que está sana.

Espejito,Espejito

Porque comen verdurita, pescado, carne manzanas

no están gruesos ni cansados, ni parecen un fantasma.

frutas y verduras (400x298)

Le hice caso a mi espejito,

compré fruta, verdurita

pescado, carne, manzanas.

¡ Yo también quería ser gente sana!

images (258x195)

Los que comen verdurita, pescado, carne, manzanas

no están gruesos ni cansados, ni parecen un fantasma.

Ahora me siento mejor, estudio con otras ganas

y el espejo me sonríe, al verme cada mañana.

Espejito,Espejito

Porque como verdurita, pescado, carne, manzanas

no estoy grueso ni cansado

verdurita (290x174)¡Ni parezco un fantasma!!!

(Triana Sánchez Alcántara)

Comer, comer, un sano placer

Estándar

Comer nunca puede ser un momento de tensión. Comer en la escuela es un placer, un acto social, un momento agradable en la mitad de la mañana.Tenemos confeccionado un menú que abarca variedad y atractivo. Este menú de merienda es cumplido por todos los niños y niñas. Si algún alimento no es aceptado, tratamos de hacérselo más agradable desde la escuela, pero nunca se transforma para nosotros en fuente de conflicto.La merienda de media mañana es un momento de alegría. Ese es nuestro objetivo. Y nos da resultado, poco a poco y paso a paso. ( Es mejor pasar la presentación haciendo un click en  las flechas que salen tras poner el cursor en la pantalla, porque, a veces, falla y no se ven todas las imágenes.  Gracias )

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Científicos por un día

Estándar

Con motivo de la unidad del cuerpo humano, los niños de 5 años nos hemos convertido por un día en científicos de la salud. Nuestro objetivo: ESTUDIAR EL PROCESO DIGESTIVO Y LOS ÓRGANOS QUE INTERVIENEN EN ÉL.

Para ello hemos llevado a cabo tres experimentos:

1. Con ayuda de un mortero simulamos como los dientes y la saliva son los encargados de mezclar la comida en la boca.

DSCN3666

2. El segundo experimento consistió en comprobar qué ocurre cuando la comida pasa al estómago y se junta con los jugos gástricos, una palabra que algunos no conocían y que ese día les hizo mucha gracia. ¡El cambio que sufre la carne con el refresco de cola nos ha tenido varios días intrigadísimos!

DSCN3668

3. Y por último, vimos qué pasa con las sustancias que el cuerpo no quiere porque ya no tiene nutrientes, y cómo participan en dicho proceso el intestino delgado y el intestino grueso. Al echar a la papelera el alimento que no nos servía, alguna voz muy concienciada exclamó: ¡¡Profe no, la comida no se tira!!

DSCN3671

Nos lo pasamos genial y aprendimos mucho.

¡Hasta el próximo experimento!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Poema de un padre

Estándar

515 puñaladas

515 lágrimas sin esperanza.

Galopaba mi jinete de plata buscando el alba. 

El alba no llega, la madrugada se cierra. 

Rejones de vida llaman a la puerta, 

la puerta se abre, ángeles de luz entran, 

comienza a correr la sabia por las venas. 

La dulce sensación espanta la duda, 

de encontrar la calma escondida 

tras la aguja. 

Y vuelve a galopar mi pequeño jinete. 

A mi querido hijo Ezequiel , y a todo el área de pediatría de Cáceres.

14-08-2012.

Francisco Campos.

va-2011

Hoy publicamos  este precioso poema que el papá de  Ezequiel, nuestro pequeño alumno de tres años con diabetes, ha tenido la delicadeza de compartir con nosotros. Es un poema cargado de amor y de belleza, tanto estética como de sentimientos. Gracias por compartirlo. 

Queremos dar las gracias, también, desde nuestro blog , a todos los participantes en el   curso de diabetes infantil que se ha realizado en nuestra escuela. La asistencia ha sido todo un éxito en cuanto al profesorado de Educación Infantil y guardería, así como de padres  y otros profesores que han colaborado en la puesta en marcha de este protocolo educativo para la correcta escolarización de nuestro pequeño.

Estamos dando los primeros pasos, los primeros días. Todo, por parte de los implicados, con la mayor ilusión y cariño. 

Queremos  que el alba sí llegue a nuestras aulas. Que la madrugada siempre de  paso a la luz y que el sol brille  siempre para tod@s los alumnos y alumnas  en nuestra escuela. Con la colaboración de toda la comunidad educativa, podremos conseguirlo. 

Un relato sobre diabetes: “Blanco y Verde”

Estándar

El curso de diabetes en la escuela, en el que se nos ha presentado el protocolo de actuación para alumnos diabéticos  se está desarrollando con gran éxito. Mañana finalizará con una sesión práctica, y una forma de concluir de forma esperanzada,  es este relato, sobre la experiencia de una madre que intentaba asimilar, con dolor, la aceptación de esta enfermedad crónica  en su hija. Quizás, nos ayude a entender todos los sentimientos que se viven ante una situación como ésta que, con el tiempo se normaliza, pero que en sus comienzos causa un gran impacto psicólogico en toda la familia.  Por eso, como maestros y maestras,  y  todos los miembros de la comunidad educativa de nuestra escuela,   intentaremos , en la medida de nuestras posibilidades, afrontar de la forma más positiva  la escolarización de estos niños y niñas.

Blanco y Verde 

            La niña se sienta sobre  las sábanas impecables. Sus ojos azules se llenan de preguntas que nadie sabe contestar y su mirada lanza, a través del espacio, mensajes sin palabras. Esos mensajes que sólo se leen en los momentos cruciales de la vida: el silencio del teléfono, que dice tantas cosas, el silencio de la niña, el silencio del hospital; un silencio como las sábanas: blanco y verde.

Desfilan ante la niña plásticos y metales, agujas y recipientes, máquinas y números Hasta ahora, las agujas estaban en el cuento de la bella durmiente, o marcaban la hora en el reloj de los siete cabritillos. Ahora le devuelven la vida. Ella se aferra a la fantasía y juega al juego de la sangre con otra niña igual que ella. Los adultos, mientras, aprenden la gran lección de coraje de los niños, capaces de digerir los más enormes sucesos… en blanco y verde.

Las madres, y los padres,  con el corazón derrumbado, pero no por ello menos valerosos, pintan sonrisas que contienen la amargura. Hay madres que sollozan en los rincones, las menos fuertes, en apariencia. Y llega la noche…el juego continúa. Hadas madrinas salen y entran de los cuartos de los niños, velan su sueño, miden, cuentan, sonríen, acarician, se enfadan, juegan, cuidan. Consuelan a las madres, a los padres, a los niños  que lloran .Hadas Madrinas vestidas de blanco y verde.

La familia son los niños y las niñas, las madres y los  padres,  los magos de fonendoscopio, y las hadas madrinas con varitas en forma de aguja. Los días pasan y el mundo se queda fuera, cada vez más distante, cada vez más lejano y diferente. Parece que nunca existió otra vida fuera de allí. La prisa por salir se atenúa. Un día  los niños y las niñas  ya no quieren irse. Van a la escuela del hospital, hacen amigos, se sienten queridos, protegidos. La vida ya  es para ellos, en blanco y verde.

Y llega  el día esperado con miedo. Las puertas del hospital se abren a la vida. La niña coge el  pequeño maletín con agujas y pócimas mágicas que sostienen su vida. Las hadas madrinas la  despiden, ella les sonríe lanzando besos con su mano de deditos agujereados, llenos de esperanza. Una esperanza blanca  y verde…

Este relato fue escrito en octubre de 2003.. Al fin, una parte de esa esperanza blanca y verde nos ha llegado de alguna manera a la escuela, materializada en forma de este protocolo en Extremadura.  Confío en que todas las personas implicadas estemos a la altura de esas esperanzas. Sabemos que no es fácil, pero tampoco imposible.  Un Gracias enorme, como madre y como maestra,  desde el fondo del corazón, a las personas que lo han hecho posible. GRACIAS.

Pilar Alcántara©