Archivo de la etiqueta: HADAS AMIGAS

LA FAMILIA PÁJARO ( UNA FAMILIA POCO COMÚN)

Estándar

 Nuestra amiga Eugenia, vuelve a mandarnos desde Galicia nuevas historias, esta vez de la familia pájaro. ¡Gracias!!!

Hola ,estoy aquí para presentar a mi familia:

Vivimos en la misma casa que D. Felix de la Floresta (reloj de pared) pero nosotros estamos en el piso de arriba

Mi padre se llama Patricio y mi madre Adelita. Forman una de esas parejas que siempre están juntos y queriendose como el primer día, de hecho hace poco tiempo decidieron casarse otra vez (os mando una foto de los novios). Ellos no están en ninguna finca asustando pájaros, tienen una academia de baile. Se llama “PASOS DE MADERA” (ya os enviaré una tarjeta por si alguien quiere apuntarse). Hay baile moderno, claqué, baile de salón…Cuentan con un pequeño grupo musical integrado por unos elefantitos azules

Estamos preparando un musical. Yo también participo en un pequeño papel. No quiero ser espantapájara.

Hace pocos días cuando estábamos ensayando un baile en el que en un momento todos teníamos que saltar a la vez… se oyó un golpe fuerte… era D. Felix de la Floresta (reloj de pared)… (es que quiere que se le llame así). El pobre se cayó desde lo alto de la columna del salón… cuando lo recogieron se le había saltado la aguja del segundero…El relojero (que es alguien parecido a su médico) lo curó y le puso una gran tirita en la parte de arriba de la cabeza. Cuando D. Felix  llegó a casa subió furibundo a hablar con mi padre, que tuvo que hacerse cargo de todos los gastos “medicos”. LLegarón a un acuerdo…nosotros no bailaríamos con tanto “ímpetu” y ellos acabarían sus fiestas más temprano… ¡que fiestas!, yo fui a una y teníais que ver como bailaba un perchero grande que hay en el salón…creo que después de haber probado un licorcito casero que trajeron unas botellas que aparecieron por allí.

Sigo con la familia sino no voy a acabar nunca…

Mi hermano se llama Gustavo y tampoco le gusta ser espantapájaros…lo que le entusiasma es leer… se pasa las horas sentado en una piedra leyendo los libros que le va a buscar a la biblioteca el Sr. Bonifacio, un viejo cuervo amigo suyo.

Cuando alguna persona se acerca a la finca, mi hermano se “clava” en su sitio, muy digno, como si fuera el más terrible de todos los espantapájaros… pero si te acercas le verás guiñar un ojo a todos los pájaros que pasan cerca y que se hacen los asustadizos. Y después vuelve a  su piedra a seguir leyendo.

No os lo dije, pero también le gusta escribir poesía. Hace unos meses presentó unos de sus versos a un concurso y ayer le llegó una carta diciéndo que le habían dado un accésit … ¡Está contentísimo! Yo creo que sólo se presentaron los que llevaron los 3 primeros premios y él, pero no le quisieron quitar la ilusión

¡Ya está bien!  Ahora me toca a mí…

Me llamo Bárbara:

Para que os hagáis una idea de cómo soy ,tengo un vestido precioso y un pelo de paja largo y dorado.¡No se porque me llaman cursi!  Hay algunas personas que cuando pasan a mi lado se paran y me hacen fotos

¿Habéis probado a estar con los brazos en cruz como un crucificado? Es horrible… terminas con agujetas y si te pica la nariz….. ¡Horrible!

Como ya dije antes: NO QUIERO SER ESPANTAPÁJARA (es que soy una chica)… quiero ser bailarina. Se que lo voy a conseguir… ya me veo con mi tutú y actuando en un gran teatro… ¡Es que tengo vena de artista!

Carta de una maestra jubilada

Estándar

Dos de nuestros alumnos son nietos de una compañera de profesión. Le hemos pedido que nos cuente su experiencia como maestra jubilada en estos momentos, y el resultado ha sido esta entrañable carta que comparte con todos nosotros. Le agradecemos enormemente su  emotiva colaboración:

“En primer lugar y antes de comenzar mi relato, quiero expresar mi más profunda gratitud a las personas que me han bridado la oportunidad de plasmar mis sentimientos y vivencias en esta nueva etapa de mi vida: ¡Gracias, compañeras de Educación Infantil!

Me llamo Purificación Bejarano Gómez, resido en Huertas de Ánimas, soy madre de tres hijos y abuela de tres nietos: Rodrigo, David y Sofía. Mis dos nietos mayores de 3 y 4 años son alumnos de este centro de ” Las Américas”.

Los últimos 20 años, he estado ejerciendo como maestra de Educación Infantil en Madroñera ( Cáceres) , ¡ toda una vida! y como era mi deseo, allí me he jubilado. Anteriormente, tanto mi marido como yo, ejercimos en distintas localidades de la comunidad de Madrid y también de la provincia de Cáceres.

Jamás olvidaré la fecha : 18-5–2012, día en que me personé en la Dirección Provincial de Cáceres para iniciar los trámites de mi jubilación. Sin ningún género de duda, ha sido la decisión más dolorosa que he tomado en toda mi vida, no pudiendo reprimir las lágrimas en el momento de estampar mi firma en los documentos que me presentaban, pues estaba dando por finalizada una etapa muy importante y querida.

A pesar de la nostalgia que me embarga al recordar:  Mi escuela, mis niños y  Madroñera, me considero una persona muy afortunada, pues he dedicado una gran parte de mi vida a lo que más me ha gustado hacer: ¡ Enseñar! Gracias al inmenso sacrificio de mis queridos padres y al mío, alcancé mi objetivo y mayor ilusión: Ser maestra.

Para  mí, cruzar los umbrales de mi clase, era  olvidarme de todo lo exterior y sumergirme en un mundo de candor e inocencia. Recuerdo las asambleas a primera hora de la mañana, donde nos contábamos nuestras cosas, cantábamos, rezábamos y si alguien estrenaba algo allí estábamos todos para admirarlo. Recuerdo el :” seño, qué vestido, “o “qué collar tan bonito traes hoy”. Cuando se agarraban a mis piernas o me daban un abrazo y también aquellos días en que salía con la cabeza “cuadrada”. ( más de uno y más de dos).  La hora del cuento, el silencio que se producía en el rincón de lectura nada más iniciar las palabras mágicas: ” Érase una vez” , lo gratificante que es enseñar a estos niños y ver cómo van aprendiendo como pequeñas esponjitas que van absorviéndolo todo. ¡Cuántos recuerdos…!

Cuando voy a recoger a mis nietos al cole, siento una sensación extraña, y veo a mis jóvenes compañeras de Educación Infantil con admiración y envidia sana.

Ante mí se abre una nueva etapa en la que dispondré de más tiempo para mi familia y para hacer otras cosas que antes me eran imposibles. Me voy con la misma ilusión con la que entré en el Magisterio y con la tranquilidad  del deber cumplido.

Para terminar, permítanme un recuerdo muy cariñoso para mis niños del 3º curso de Educación Infantil  del C:E:I:P ” Sierra de Madroños” ( Madroñera) : Blanca, Pedro, Alexia, Germán, Isabel, Paula, Rocío, Irene, Claudia, Elena, Sergio M. Daniela, David, Sergio P., Cecilia, Mireia, Jairo,  y Lorena. Este recuerdo lo hago extensible a todos los alumnos a los que impartí clase a lo largo de estos 20 años, y a mis antiguos compañeros y al pueblo de Madroñera”.

Un saludo

P. Bejarano

carta de agradecimiento y placa que regalaron las familias a Puri.

Érase una vez…

Estándar

La semana pasada, y entre las actividades de despedida del curso, contamos con una especialmente lúdica, divertida, y educativa: La visita de los Cuentacuentos del Instituto Francisco de Orellana de Trujillo, que como otros años, nos amenizaron con sus cuentos, juegos y canciones. Especial éxito tuvo la famosa “Casita de Chocolate” que podéis observar en las fotos. Damos las gracias a la profesora, Rosa, y a su grupo de alumnas del curso formativo de animación sociocultural por brindar a los niños estas mañanas especiales y divertidas con su trabajo, su esfuerzo y su entusiasmo. Dejamos unas imágenes:

¡HASTA LUEGO!

Estándar

Esta semana es una semana de despedidas. Una de nuestras compañeras, la  “profe”  Conchi, se va a otro destino. Somos un equipo muy unido, y nos vanagloriamos de ello, así es que sentimos muchísimo la marcha de una de nuestras ” hadas”. Aunque la vamos a echar de menos, le deseamos lo mejor en su próximo curso escolar y le mandamos un beso muy fuerte. Ella nos deja esta preciosa carta de despedida:

He ido dejando esta carta de despedida hasta el último momento porque aún veía lejana en el tiempo mi partida, pero ya sin duda es el momento de despedirme de mi “Escuelina “.

Recuerdo la ilusión y los nervios de mi llegada. No había vuelto a entrar en el edificio desde mi salida en 2º de E.G.B. y lo recordaba aún más grande, seguramente porque yo era bastante más pequeña. Ilusión porque iba a impartir clases en el mismo cole donde yo estudié, en mi pueblo, con mis paisanos, con mis niños, pero por otro lado mis sentimientos chocaban con el nerviosismo de empezar con buen pie, pues ya se sabe: ” Nadie es profeta en su tierra “, bueno, pues ahora puedo decir que ese dicho no siempre se cumple.

Los nervios se desvanecieron muy pronto, pues entre todos “mis niños”, “mis padres” y sobre todo ” mis compañeras” me han hecho sentir que realmente estoy en casa (doblemente).

Y que decir de mis niños, pues eso, que ya siempre los voy a ver como eso: “mis niños”. Han sido dos años de alegrías, canciones,  esfuerzo,  abrazos,  aventuras,  caricias, de trabajo…, es el momento de decir un montón de palabras, palabras de corazón que recuerdan todo lo vivido cuando compartimos todo, porque juntos pudimos disfrutar lo mejor, derramar alguna lágrima y cantar a viva voz. Por tantos tiernos recuerdos y todo un caudal de amor. Muchos besos para mis niños, espero que me recuerden y me lleven en un rinconcito de su corazón y no sólo como la “profe” que les enseñó las letras y los números, sino que recuerden sus primeros sentimientos de amistad,  tolerancia,  respeto, de solidaridad…

A los padres, muchas gracias por hacer que mi trabajo sea mucho más fácil, participando y colaborando en todo. Por su trabajo, su comprensión y su confianza. Seguid así, al pie del cañón, para que estos arbolitos crezcan derechos. Os dejaré una frase que me dijo a mí un maestro, y espero que os sirva tanto como a mí: ” El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización “. ( J.P.Sergent). No quiero olvidarme, y desde aquí, mi pequeño homenaje a los abuelos, que desde el silencio nos sacan de algún que otro apuro con los niños, aportando siempre valores y la verdad de la vida sin olvidar nuestras raíces. Queridas familias, ya formáis parte de mis afectos.

Y por último y no menos importante, mi cariño y mi admiración por estas máquinas que tengo de compañeras, que me han despertado nuevamente  la ilusión y  la vocación por la enseñanza. Han sido compañeras, guías, pero sobre todo amigas. Os digo hasta luego y no adiós, pues os dejo parte de mi corazón y tendré que venir a recogerlo. El aire de armonía, de trabajo, compañerismo, esfuerzo…son sentimientos que respiran nuestros alumnos y de ahí su felicidad por aprender. ( Seguid por este camino).

Un beso grande y un….. Hasta luego.

Conchi

Curiosidades infantiles

Estándar

Una amiga del blog nos manda esta curiosa noticia. ( ¡Gracias, Eugenia!)

Recogido en uno de los periodicos gallegos (La Voz de Galicia), 5 de junio:

 Un barrendero alegra todas las mañanas a los niños de una guardería cantándoles Bob Esponja.

Pasa todos los días frente a la puerta del un colegio del Puerto de Santa María, donde se para y grita « ¿Qué tal estáis?» para, a continuación, entonar la popular canción de los dibujos animados.

La ilusión y la alegría, pese a ser difícil con la que está cayendo, no debería perderse nunca. Un claro ejemplo es la historia, que ya arrasa en las redes sociales, de un peculiar barrendero del Puerto de Santa María, en Cádiz, que cada mañana saca a la luz su faceta más artística frente a la puerta de una guardería.

El hombre, vestido con el clásico uniforme verde y amarillo fluorescente del servicio de limpieza, se convierte durante unos minutos en el centro de atención de un pelotón de niños que boquiabiertos y emocionados esperan su llegada cada día. Porque, cuando él llega, comienza la diversión.

Se para frente al portalón del colegio y, a voz en grito, pregunta «¿Qué tal estáis?». La pregunta, a la que los preescolares inquietos responden «Bieeeeeeeeeen», recuerda a aquella familia de payasos que saludaban con el clásico «¿Cómo están ustedes?» para dejar a los pequeños de la casa sin habla durante horas delante del televisor. A continuación, el barrendero comienza el show cantando con los alumnos, al otro lado de la verja, la canción de Bob Esponja. Los niños se desgañitan embelesados cantando «quién vive en la piña debajo del mar». Para ellos, seguro, el mejor momento del día.

( Dejamos los enlaces donde podéis leer la noticia y ver el video.)

http://youtu.be/VKFAzIvh09A

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2012/06/05/barrendero-alegra-mananas-ninos-guarderia-cantandoles-bob-esponja/0003133891833

Una experiencia mágica…*

Estándar

¡Hola! soy el Hada Victoria, y estoy haciendo las prácticas con el Hada Lilí en el aula de tres años ¡es tan divertido! Os voy a contar un poquito sobre mi experiencia… ¡Empecemos!:

” ¡Vaya días! No importa que hayamos estado de puente, de fin de semana, que llueva o que truene, ¡Los niños del CEIP Las Américas de Trujillo no se amansan con nada! El lunes, y como cada lunes, venían igual de revoltosos que se fueron el viernes, “jajaja”; esto es lo que más me gusta de ellos. ¡Menuda vitalidad tienen! Y lo mejor de todo, ¡Es que te la trasmiten! Cada mañana tienen un historia nueva con la que alegrarme el día, yo les escucho detenidamente, nunca dejan de impresionarme…

Ahora entiendo la frase que un día dijo un niño: “Seño, ¿tú en qué trabajas?”, porque en parte tiene razón, es un trabajo tan placentero, ¡que casi se convierte en ocio! No quiero que estos días terminen, ¡pero cada vez me queda menos!”

¡Hasta pronto!

El Hada Victoria