Archivo de la etiqueta: PARA PENSAR…

Para pensar: Música

Estándar

El pájaro no canta porque está alegre, está alegre porque canta. (Williams James)

pajaro cantando

Pequeños mensajes de Paz.Cuento 1º: La familia “Lleta”

Estándar

Érase una vez una familia especial, la familia ” Lleta”. Doña Galleta era la pariente más anciana y vivía en el armario de la cocina, escondida entre botes de conserva, y al acecho de todas las manos que querían encontrarla. Era muy mayor, porque se había escapado de todas las bocas que querían comérsela.

” Los niños te quieren comer…” le decían sus nietas, las galletitas saladas, pero ella nada, no quería ser comida.

galletitas maria

La prima de la galleta era Doña Cebolleta, que vivía en el frigorífico. Aunque vino del campo y vivió un tiempo en la ciudad, sabía que sus días estaban contados,  y en cualquier momento, acabaría en un refrito.Pero a ella no le importaba, se sentía feliz, porque ese era su destino. Y después vendrían más hermanas suyas desde el campo.

Una pariente lejana, era Doña Servilleta. Ella tenía el honor de ser la más antigua en la casa. Cuando se manchaba, se iba a la lavadora, que es el balneario de los tejidos. Allí se hacía cura de estrés, se relajaba entre burbujas y después pasaba a los masajes de la plancha… en fin… un placer. Lo malo es que ahora, con las jóvenes servilletitas de papel, los niños ya no la usaban y se quedaba siempre dormitando en un cajón, y suspirando por aquellos buenos tiempos de su juventud en la casa.

Una prima, la más agresiva de la familia, era Doña Metralleta. Ufff…. esa no vivía en la casa y nadie la quería. No servía para comer, ni para limpiarse, ni para hacer feliz a nadie. Como estaba siempre enfurruñada, acabó triste y sola y decidió acudir a un artesano y transformarse.

El artesano le hizo a Doña Metralleta una cura de sueño, y una terapia de relajación. Ays…. se quedó transformada por completo. ” No hace falta que tome usted balas” le dijo el artesano. ” Aire fresco le vendrá mejor y paseos por el campo.” La transformación fue absoluta, se convirtió en ¡ Una flauta!!! y desde ese momento empezó a ser feliz . Todavía había quien sentía recelos de ella, pero en cuanto escuchaban su música, se olvidaban de su pasad

La familia ” Lleta” era una familia peculiar, vivían tranquilos y hacían felices a los humanos con los que convivían en la casa. Pero, en nuestra casa mágica hay muchos más habitantes… aunque de ellos os contaremos más historias en otra ocasión…

Y colorían colorado, el cuento de la familia “LLeta se ha acabado”.

( Cuento original del Hada Lily.)

Sentimientos

Estándar

Una reflexión sobre los sentimientos:

Negar los sentimientos de los niños es algo tan habitual que cada día lo llevamos a cabo sin ser conscientes. Hay sentimientos que nos apabullan o nos asustan, por lo tanto no los aceptamos. Sería importante diferenciar sentimientos de acciones.

Las acciones pueden restringirse, porque todas no pueden ser aceptables.  Pero los sentimientos se ” sienten” y aceptarlos es necesario, aunque sean sentimientos que no nos agraden.

Quizá el camino más corto para evitar una conducta no deseable sea aceptar ese sentimiento humano que la ha provocado.

Como padres y educadores, sería deseable tener en cuenta el hecho de escuchar en silencio a nuestros hijos e hijas, alumnos  y alumnas. La falta de tiempo, impide escuchar con atención, dedicar tiempo, mirar a los ojos.

Los expertos dicen que no es necesario responder de forma elaborada, sólo con el gesto o alguna palabra que indique que estás escuchando. Tampoco es recomendable dar consejos.  Pero sí, darle nombre a ese sentimiento.

” Sí, parece que estás muy enfadado con lo que te ha ocurrido.”

en lugar de :

“No veo por qué tienes que enfadarte por esa tontería.”

“Sí, esa inyección parece que te ha dolido mucho, que te sientes dolorido. ”

en lugar de:

” No puede haberte dolido tanto, anda, no es para tanto. ”

enfado

En realidad, todo esto, lo que los niños sienten, tiene que ver directamente con su comportamiento. Si los niños se sienten bien, se comportan bien, y si se sienten mal se comportan mal. Aceptar los sentimientos de los niños es un camino mejor.

Intentaremos seguir este camino de la escucha. Aunque no sea fácil.

(Bibliografía: Adele Faber y Elaine Mazlisz : Cómo hablar para que los niños escuchen y cómo escuchar para que los niños hablen.)

PRELECTURA 2 (4 AÑOS)

Estándar

Los niños de cuatro años se están iniciando en la lectura, a través de la expresión  músical, de la mano de su tutora, Pilar. Es una experiencia fascinante porque engloba  muchos aspectos, y se están tratando muchos objetivos: atención, concentración, coordinación oculo manual, orientación espacial, lateralidad, respiración, entonación, equilibrio, reconocimiento de imágenes, discmiminación de sonidos, ritmo, destreza manual, etc.

A través de estos ejercicios se trabajan también la autoestima y las emociones. “Leer” delante de todos los compañeros y compañeras sin miedo a equivocarse, implica seguridad. Expresarse delante del grupo les refuerza y les anima a continuar. El error es utilizado como herramienta de aprendizaje.  Como una posibilidad de conocimiento, nunca para reforzar de forma negativa. Y los resultados positivos se observan día a día.

En el video anterior os mostramos la primera parte de los ejercicios de lectura de imágenes y figuras geométricas con ritmo, acompañándose de percusión corporal. Ahora se han añadido a las ” lectopartituras” las vocales y los números, y también  se han introducido instrumentos de pequeña percusión.

REGLAS PARA RESPETAR EL CUERPO

Estándar

Para tener una vida saludable es esencial cuidar de nuestro cuerpo. Debemos inculcarles a los niños desde pequeños el cuidado y, sobre todo,  el respeto por nuestro cuerpo. Compartimos, hoy,  unas reglas de la terapeuta, Ascensión Cortés. Son válidas para pequeños y grandes.

  REGLAS PARA RESPETAR EL CUERPO

  1.  CADA MAÑANA AGRADÉCELE QUE ESTÉ CONTIGO
  2. ACÉPTALO COMO ES, ES PERFECTO PARA TU EVOLUCIÓN.
  3. NO LO TRATES COMO SI FUERA UNA MÁQUINA O UN ROBOT.
  4. NO LO JUZGUES.
  5. REPÉTALO SIENDO CONSCIENTE DE LO QUE INGIERES Y DE LOS MOVIMIENTOS QUE HACES EN CADA MOMENTO.
  6. HABLA CON ÉL, ESCÚCHALO, SIÉNTELO.
  7. PERMÍTELE QUE SE EXPRESE.
  8. EJERCÍTALO.

ÁMALO Y SE COMPASIVO CON ÉL.

tumblr_m5n0tqCDLe1qc4uvwo1_400_large